logo
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim ad

Discover Places

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh

Quiénes somos

Un marco incomparable en el sureste de Mallorca

Maria C. Pons Monserrat

Alcaldesa de Santanyí

Un puerto pesquero natural

Cala Figuera se abre en dos brazos formando una “Y” que origina Caló d’en Busques y Caló d’en Boira, donde desemboca Torrent des Homs. Este accidente geológico acantilado es uno de los más largos, angostos y protegidos del mar abierto de Illes Balears.

Cala Figuera se caracteriza por tener una bocana con una anchura de un centenar de metros, aunque inmediatamente se reduce a la mitad, situación que se repite durante los siguientes 300 metros hasta la bifurcación que da acceso a Caló d’en Busques y Caló d’en Boira, punto en que los acantilados de este entrante de mar pierden altura y dan paso a otros 300 metros de longitud. Caló d’en Busques tiene uno de los puertos pesqueros naturales más protegidos del archipiélago balear, con un dique de 30 metros que atempera el agua producto de una mar brava.

Recorriendo el Caló d’en Busques y el Caló d’en Boira se podrán admirar los llaüts, la flotilla pesquera, la lonja, los soportales de las casas de los pescadores, las redes y otras artes de pesca secándose al sol, los escars excavados en el acantilado para guardar las embarcaciones pequeñas, los varaderos artesanales y las pocas casitas de piedra que continúan en pie, aunque entre los pinos también se avistarán chalés y una serie de hoteles.

Las inmediaciones de Port de Cala Figuera de Santanyí ofrecen un paseo recomendable, inclusive se puede llegar hasta es Morràs o el faro de la Torre d’en Bèu, que cierra la cala.